El Pulpo

Los pulpos pertenecen al orden de los octópodos: cefalópodos de cuerpo globoso y desprovisto de aletas natatorias, son ocho los brazos que rodean a su boca, sin presentar los dos tentáculos, ni la concha interna. Viven en los fondos de naturaleza rocosa, escondidos durante el día en oquedades de acantilados o en las pequeñas cavernas, en acecho de pececitos o cangrejillos que les puedan servir de alimento y que salen a buscar al anochecer.

Por el extraño aspecto que les da su cuerpo blando y viscoso y sus tentáculos provistos de ventosas que se adhieren fuertemente cuando capturan a sus presas o cuando se desplazan utilizando para ello sus brazos que se fijan en el sustrato, estos animales han sido protagonistas de numerosas leyendas, tanto de pescadores y marineros como de escritores; así nació la del "kraken", monstruo semejante a un pulpo o calamar de gran tamaño, creada por los hombres de mar en Europa.

Para ello existe cierta razón, ya que estos organismos son considerados como los invertebrados de mayor tamaño que habitan el océano; entre ellos se encuentra el "pulpo gigante" (Octopus dofleini) que se localiza en el Pacifico norte, desde California hasta Alaska y hacia el oeste hasta Corea, Japón y la Unión Soviética; y el "calamar gigante" (Architeuthis longimanus) que vive en las costas del Atlántico desde Bermudas hasta Terranova, a grandes profundidades y, en ocasiones, los temporales los han llevado a costas europeas.

Los pulpos también son capaces de cambiar de coloración y aspecto, para poderse confundir con el ambiente donde viven, cambian de tonalidades en segundos y los colores recorren su cuerpo en oleadas, tomando el color del fondo. Junto con estos cambios de color pueden lanzar un líquido de color negro llamado "tinta", que se difunde con rapidez en el agua volviéndola turbia, lo que es empleado como mecanismo de defensa.

El pulpo se alimenta de gusanos, pequeños crustáceos, otros moluscos y algunos peces, que captura utilizando la fuerza de sus tentáculos, pero los cangrejos son su alimento favorito.

Los sexos de estos animales están separados y en algunas especies se presentan "danzas" entre el macho y la hembra, antes de realizar la fecundación.

Se localizan desde la zona intermareal, viviendo entre las rocas, los arrecifes de coral o los pastos marinos, hasta profundidades de 1 500 metros, como es el caso de los "pulpos vampiros" (Vampyroteuthis grimaldi), que viven en el norte de España.

La distribución del pulpo es extensa: se encuentra en el Atlántico norte, Mar del Norte, Atlántico sur, Pacífico, Indopacífico y Mediterráneo. Su pesquería está muy desarrollada en países como Japón, Uruguay, Argentina y España que en conjunto capturan aproximadamente el 85% del total mundial.

En el litoral del Atlántico, desde Brasil hasta Argentina, se localizan los pulpos argentinos o "tehuelches" (Octopus tehuelchus) llamados "polvos" en Brasil; sólo son comestibles los individuos jóvenes, ya que con la edad y el aumento de tamaño su carne se hace correosa. En Perú y Chile se consume el Octopus fontanisnus.

En España, los pulpos almizcleros pop-pudent (Eledone moschata) son muy apreciados, sobre todo entre los catalanes que preparan un plato muy especial, el de "pulpets", que puede condimentarse de diversas formas. En Francia se captura el "pulpo común" (Octopus vulgaris).

El Octopus hummelencki es un pulpo que se encuentra distribuido en aguas tropicales y en el Atlántico occidental, desde Florida hasta Brasil incluyendo el Caribe y coincide con las zonas de corales.

En el Mediterráneo se pesca el pulpo de la especie Octopus macropus y en el norte del Océano Indico, las especies Octopus globosus y Octopus hongkongensis.

Las pesquerías del pulpo en Japón se han desarrollado desde hace 30 años y gracias a las ingeniosas técnicas que los japoneses aplican en su captura, han transformado esta pesquería en una importante industria. Las principales especies que la sostienen son el pulpo gigante (Octopus dofleini), el Octopus membranaceus y el Octopus variabilis; sin embargo, las grandes capturas realizadas han ocasionado una disminución en sus existencias, por lo que se ha iniciado un esfuerzo pesquero hacia nuevas especies de cefalópodos así como programas para la conservación de este importante recurso.

 

Figura 24. Pulpo.

  En la mayoría de los países en que se captura el pulpo, se utilizan "ganchos" o "garfios", "poteras", "mazos y pesca de arrastre, comercializándose fresco-congelado, enlatado, cocido o seco. Con los pulpos se preparan infinidad de platillos según las costumbres de diferentes países; su tinta también se aprovecha en la industria.

Los japoneses han diseñado técnicas de captura muy eficientes que otros pescadores de pulpo empiezan a utilizar, basadas en el interesante comportamiento de estos animales. Uno de los métodos más empleados es el "palangre sumergido" que consiste en una línea que se mantiene tensa por medio de pesas y flotadores y de ella cuelgan otras líneas cortas con un guinche en su extremo. El arte se coloca en las zonas por donde los pulpos pasan al salir de su escondite hacia lugares donde obtienen su alimento; los animales, al hacer contacto con los ganchos, se ensartan y enredan. Como "señuelo" se colocan tiras de tela o plástico de color rojo o amarillo que se mueven con la corriente y atraen al animal, facilitando que éste quede atrapado en el gancho.

Otro método para su captura se basa en la costumbre que tienen estos organismos de refugiarse en sitios oscuros: con una línea de flotadores se sujetan recipientes de plástico, barro o madera, que hacen las veces de nasas y dentro de las cuales según la costumbre del pescador, se coloca carnada; los pulpos entran en ellas utilizándolas como escondites y entonces es cuando se cobran y capturan. Se recomienda este método para zonas de fondo arenoso o rocas grandes y lisas, de modo que no compitan con refugios naturales del animal.

En México la pesquería del pulpo se encuentra establecida fundamentalmente en las costas del Golfo de México y Mar Caribe; son siete especies del género Octopus las que se capturan; el grueso de la pesquería está formado por el "pulpo común" (Octopus vulgaris) o por el Octopus maya de las costas de la península de Yucatán. En el Océano Pacífico se captura una sola especie en Baja California, el "pulpo manchado" (Paraoctopus limaculatus) o "pulpo del Pacífico".

  La unidad de pesca para la captura del pulpo está formada por pequeñas embarcaciones de madera o fibra de vidrio, con una eslora de 8 metros, las cuales pueden moverse por medio de vela o por motor fuera de borda y tienen una capacidad de 2 toneladas. El arte de pesca empleado es conocido como "gatero", consiste en el uso de líneas con cebos, formados por cangrejos, conchas de caracol, etc., atados a la línea junto con el plomo; estas líneas pueden ir fijas en un extremo de la embarcación o a varas colocadas ex professo, pudiéndose utilizar de 25 a 35 líneas por embarcación. Una vez colocadas las líneas, la embarcación se deja a la deriva, para arrastrar los cabos por el suelo y que el cebo sea percibido por el pulpo; al levantar el pescador las líneas, se saca el animal del agua tomándolo con la mano.

El Phylum de los moluscos representa por su diversidad, abundancia y posibilidad de cultivo, así como por su valor nutritivo, un grupo de gran importancia potencial para las pesquerías del mundo y otra posible fuente de alimento que el hombre debe aprovechar racionalmente para resolver el problema de proporcionar proteínas de bajo costo a las nuevas generaciones, así como para establecer nuevas industrias que proporcionen fuentes de trabajo y divisas a todos los países, en especial a los que inician su desarrollo.

 

El pulpo es un molusco marino y carnívoro, presente en aguas de climas  templados y tropicales de todo el mundo. El pulpo se caracteriza por tener un cuerpo blando con un cerebro bien desarrollado y con ocho brazos, cada uno de los cuales posee dos filas de ventosas. 

 

Como en los vertebrados, los dos ojos grandes y complejos del pulpo tienen cristalino, lo que les proporciona una visión aguda. Estos animales pueden cambiar, de forma muy rápida, el color y la textura de su piel dependiendo de su estado. Puede alcanzar el metro y medio y pesar unos 15 Kg.

 

 

HÁBITAT

          Pasan gran parte de su vida escondiéndose, eligiendo agujeros naturales entre rocas o escombros . Hay casos de especies de pequeño tamaño, como el pulpo pigmeo del unos 2 cm de longitud, que prefiere ocultarse en el interior de una almeja vacía.

 

 ALIMENTACIÓN

            Cuando el pulpo emerge para alimentarse, en general de crustáceos y moluscos bivalvos, suele atraer a sus víctimas moviendo rápidamente la punta de un brazo como si fuera un gusano. También puede aproximarse deslizándose y precipitarse sobre el animal, hundiendo su pico en el interior de la envoltura o concha. A cambio, los pulpos son apresados por numerosas especies, como la anguila morena. Cuando son atacados, aspiran agua hacia la cavidad del manto y la expelen con una gran fuerza a través del embudo. Como resultado se produce su fuga propulsada a reacción, normalmente detrás de una nube de tinta, es lo que se conoce como retropropulsión.  

 

 REPRODUCCIÓN 

            La puesta se efectúa a finales del invierno y en la primavera, concentrándose en grandes cantidades cerca de la costa.

            Un macho interesado en aparearse se aproxima a una hembra lo suficiente para que al alargar un brazo modificado, el hectocótilo, pueda tocarla. Este brazo tiene un surco profundo entre las dos filas de ventosas y acaba en un extremo con forma de cuchara. Tras un periodo de galanteo, el macho inserta su brazo bajo el manto de la hembra y los espermatóforos se desplazan hacia abajo por el surco hasta el oviducto de la hembra. Poco después del apareamiento, la hembra comienza la puesta de los huevos en su guarida. Produce, aproximadamente, ciento cincuenta mil en dos semanas y cada uno de ellos está encerrado en una cápsula trasparente. La hembra los protege durante los cincuenta días siguientes, lanzándoles chorros de agua para airearlos y limpiarlos. Las crías de especies tales como el pulpo con puntos blancos tienen sólo unos 3 cm de longitud. Flotan hasta la superficie y se convierten en parte del plancton durante casi un mes, entonces se sumergen e inician su vida normal en el fondo. En general, los pulpos adultos permanecen en una zona determinada, pero las especies con larvas planctónicas se encuentran en todo el mundo ya que son desplazadas por las corrientes y las mareas.

CONSUMO 

            Es, sin duda, el más popular de los cefalópodos. Su carne es muy apreciada por su alta calidad. Se comercializa fresco, congelado y en conserva.

 CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA 

            Los pulpos pertenecen al orden Octopoda. El pulpo común se clasifica como Octopus vulgaris, el pulpo pigmeo del Atlántico Octopus joubini y el pulpo con puntos blancos Octopus macropus, siendo todos de la familia Octopodidae.

 INFORMACIÓN NUTRICIONAL

             Valores medios aproximados por 100 gramos de producto escurrido:

·        Sales minerales       1,95 g
·        Proteínas     8,18 g
·        Carbohidratos  1,48 g
·        Grasas totales 0,54 g
·        Grasas neutras  0,12 g
·        Ácidos grasos saturados 0,058 g
·        Ácidos grasos monoinsaturados 0,016 g
·        Ácidos grasos poliinsaturados 0,108 g
·        Ricos en ácidos grasos insaturdos esenciales Omega 3 y Omega 6

pulpo azul muy venenoso

 

Con nuestro pulpo, ya cocido en su punto, estas recetas son instantaneas

Pulpo a feira: Conviene cortar el pulpo en rodajas y ponerlas sobre un lecho de patatas cocidas cortadas en rodajas también. Es tradición utilizar un plato de madera. A continuación añadiremos sal gorda,pimenton dulce y aceite de oliva. También se le puede añadir algo de cebolla cortada muy fina. Hay quien lo come caliente y hay quien lo come frio.

Pulpo a la Mugardesa: La presentación es similar a la anterior pero para aliñarlo se hace un sofrito con cebolla y pimiento morron.

Pulpo al ajillo: Hay que hacer la salsa con aceite de oliva virgen, se frie el ajo, se añade en el proceso sal y pimenton, dulce y picante. Se añade el pulpo ya cocido y se rehoga unos minutos con la salsa.

Pulpo Guisado: En una cazuela se sofrie en aceite pimiento rojo y cebolla, a continuación se le añade el pimenton dulce. Es entonces cuando se le echa el pulpo ya cocinado. Por encima va la sal y el pimenton picante. Servir con cachelos

Pulpo a la brasa : Se filetea y se hace a la brasa, y se le añade aceite, ajo zumo de limon, vino blanco, y perejil.

Pulpo con garbanzos: Los garbanzos se cuecen con una cebolla ,aceite y sal ,luego se escurren y se ponen en una tartera con una capa de grelos troceados encima ,luego va el pulpo cocido. Se le añade un sofrito con ajo, cebolla y pimenton dulce y picante.

 

 

EL PUPO

 

www.dopazochef.com